“Y recordé de pronto que el mundo real era amplio y que un variado campo de esperanzas y miedos, de sensaciones y de emociones esperaba a todos los que tenían el valor de avanzar hacia su vastedad. De descubrir la sabiduría de la vida, entre sus peligros”.

Charlotte Bronte.

“El mundo hay que fabricárselo uno mismo, hay que crear peldaños que te suban, que te saquen del pozo. Hay que inventar la vida, porque acaba siendo verdad”.

Ana María Matute.

La Maletra tiene su sede propia en el segundo piso de Casa Espíritu Yoga.

Bienvenidas, mujeres brujas, a este espacio que abrimos como si estuviéramos abriendo nuestro propio corazón.

Esta habitación propia para encontrarnos y modificarnos mutuamente. Para permitir que el aire de las palabras nos transforme y vivifique.

Arreglaremos con oro nuestras palabras y usaremos la escritura como un método de reparación espiritual.